Mapa de Puntos Peligrosos de las Vías Ciclistas de Pamplona

lunes, 1 de agosto de 2016

ACTUALIZACION DEL MAPA DE PUNTOS PELIGROSOS DE LAS VIAS CICLISTAS DE PAMPLONA 1-8-2016

Sería un placer poder anunciar que el número de puntos peligrosos en las Vias Ciclistas de Pamplona ha disminuido considerablemente en este año y medio largo que ha pasado desde la última actualización que hice allí por el mes de noviembre de 2014. Pero desgraciadamente, no es el caso en nuestra ciudad.

Lejos de haberse corregido algunos de los más peligrosos, se han detectado nuevos puntos y otros se han eliminado porque se ha impedido el paso por esos lugares, para dar, faltaría más, prioridad y acceso total al todopoderoso coche. Es el caso de 2 pasos de peatones que daban acceso al aulario de la UPNA a través de sendas escaleras. En vez de facilitar el acceso a pie hacia la universidad y dar uso a esas escaleras, priorizando al peatón, han preferido fluidificar el tráfico motorizado eliminando 2 pasos de peatones y obligando a los peatones a acceder a la UPNA sólo por dos puntos, separados entre sí 175m.


Vista de uno de los pasos de peatones eliminados que daban acceso a la UPNA. El otro ha sido eliminado exactamente igual.
 
La zona de la UPNA y el entorno del nuevo parque del antiguo Pamplonica acaparan la mayoría de los nuevos puntos peligrosos, pues la metedura de pata garrafal al diseñar el citado parque ha hecho que no tenga carril bici por ningún lado, a pesar de ser la opción más rápida, corta y lógica para unir la acera bici de la Ronda Azpilagaña con la UPNA. Como insulto final han dejado un pequeñísimo tramo de acera bici que muere repentinamente en el parque, pero eso sí, en el parque se han colocado aparcabicis. Marca ex-alcalde anticiclista Maya. El sentido común de los ciclistas pamplonicas les hace continuar recto por el parque, a pesar de que no existen vías ciclistas en el lugar, con el consiguiente conflicto con los peatones que pasean por el lugar. Es increíble que en un parque de 2015 y que ha costado 10.5 millones de euros se sigan cometiendo los mismos errores del pasado.

¿Aparco la bici y me voy andando? Donde se pierde la vista está la acera bici que viene de Azpilagaña, ¿tanto costaba conectarlas?
El plano aéreo de mi herramienta favorita, Google Earth deja bien claro la garrafal metedura de pata, muy de la denostada Marca Pamplona que ha caracterizado a la ciudad en los últimos tiempos:

Otro ejemplo más de la Marca Pamplona. Nueva zona amarilla.

Como consecuencia de la apertura del vial que conecta la rotonda de la UPNA con la Ronda Azpilagaña, la zona ahora cuenta con un intenso tráfico que antes no tenía. Y hay 2 pasos ciclistas que están expuestos al peligro de tener que cruzar cuando hay mucho tráfico. Uno es el paso ciclista que te lleva al trazado ilógico hacia la UPNA, con lo que espero que no muchos ciclistas lo usen, pero el otro es el que está contiguo a la carretera de la Universidad. Este último es más peligroso, pues hay maniobras de giro de los motorizados de Ronda Azpilagaña hacia la carretera de la Universidad y lo que menos se tiene en cuenta al hacer esos tipos de giros son a las bicis o a los peatones. Además, al estar en cuesta el vial que viene de la carretera de la Universidad, la visibilidad es peor. Así que cuidado si circuláis por esos sitios...

Paso ciclista y de peatones hacia el trazado imposible, cara a la UPNA. Nuevo punto rojo.

Paso ciclista junto a carretera de la Universidad. STOP, pendiente, giros y tráfico intenso, sinónimo de peligro para el ciclista. Nuevo punto negro.

Pero como estamos en Pamplona y el hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra (mil veces si hablamos de movilidad en bicicleta y 10000 veces si es en Pamplona), en 2015 nos han obsequiado con un segundo parque en el que también se han olvidado de las bicicletas. Estamos hablando del parque Norte de Lezkairu, uno de los mayores de la ciudad, que ha costado 3 millones largos de euros y que, en pleno 2015 y a pesar de contar con instalaciones deportivas al aire libre, no tiene ni un metro de carril bici. Por lo tanto, y siendo que es un parque que conecta Mendillorri, Ripagaina y Sarriguren con Lezkairu y Mutilva y que te evita el tener que subir una cuesta y pasar por un paso ciclista peligroso con tráfico muy intenso y velocidad elevada de motorizados, será transitado por ciclistas y tendrá problemas de convivencia con los peatones del lugar. Este parque no cuenta más que con 2 accesos que no tengan escaleras y situados cerca de vías ciclistas. Los caminos interiores del parque, que coinciden con la línea lógica de unión entre Ripagaina y Lezkairu, son relativamente estrechos para ser compartidos por ciclistas y peatones. Es la reproducción de nuevo del eterno problema del parque fluvial. Eso sí, como en el del antiguo Pamplonica, en este también han puesto aparcabicis. Gracias una vez más por meterla hasta el fondo.

Google Earth vuelve a sintetizar en una sola imagen todo lo descrito:

Pudiendo evitar un punto negro como es el paso ciclista de la carretera Badostáin, en una vía de 4 carriles y con tráfico intenso y velocidades elevadas de motorizados, y el tener que subir más trozo de cuesta, la vía ciclista hace todo lo contrario, sube más, cruza en lo más peligroso, para luego volver a bajar más cuesta y llegar al mismo sitio. No tener en cuenta este hecho en el diseño del parque (inaugurado en 2015) a estas alturas y con los problemas ya detectados en otros puntos de la ciudad, bien está hecho intencionadamente, bien es pura incompetencia. Nueva zona amarilla.
Otro lugar peligroso detectado es en la Avenida Gipuzkoa, muy cerca del supermercado BM. En este lugar la acera bici que discurre por la acera que está en el sentido salida de Pamplona hacia Berriozar cuenta con un paso ciclista de extrema peligrosidad. Esto es debido a un muro que elimina toda la visibilidad a la hora de acometer la maniobra de cruzar la calle.

Situación general de este punto negro

Esto es lo que ven los motorizados, mucho cuidado si vienes en bici de la derecha de la foto (de Berriozar a Pamplona). Como podéis ver, tampoco hay ni paso de peatones...

Visión desde otro ángulo
Mucho cuidado en este lugar, pues la visión que tiene el motorizado que se aproxima a la avenida de Gipuzkoa, proveniente de Nuevo Artica, es prácticamente nula, de aquellos ciclistas que vengan desde Berriozar hacia Cuatrovientos con sus bicis por la acera bici. Afortunadamente este paso ciclista está correctamente señalizado. Consuelo.


Poco positivo se puede decir en cuanto mejoras en  la seguridad vial ciclista de las infraestructuras municipales de Pamplona:

Como buena noticia podemos anunciar que al paso ciclista que da acceso a la UPNA desde Blas de Laserna le han puesto cojines berlineses para que los motorizados disminuyan su velocidad antes del paso ciclista y de peatones. Sigue sin haber semáforo en una zona muy transitada por estudiantes y con precedentes de atropellos graves, pero algo es algo...

A ver si se acuerdan también de señalizarlo correctamente...
Poco tiempo antes de las elecciones municipales de mayo de 2015, de repente, hubo dinero para adecentar las vías ciclistas de Pamplona, después de 4 años siendo ignoradas. Este fue un insultante y burdo intento de la anterior alcaldía para intentar pescar algún voto ingenuo de ciclista urbano despistado. Se anunciaron 20000€ para repintar, sustituir elementos delimitadores de carril bici y señalizar verticalmente los pasos ciclistas. Realmente sólo se llegó a acometer muy parcialmente lo último, la señalización. Del resto de esos 20000€ no se sabe nada más hasta el momento...Además, como se puede ver en las fotos, la señalización vertical les quedó muy al estilo Marca Pamplona...

¿A quién avisa esta señal, a peatones o a motorizados...?

Si no hay ningún paso ciclista y el carril bici va por el lado contrario, ¿para qué esa señal ahí?


Por lo tanto, el Mapa de Puntos Peligrosos de las Vías Ciclistas de Pamplona queda de la siguiente manera tras esta actualización a 1-8-2016:

  • 17 puntos amarillos
  • 110 puntos rojos         (-1)
  • 47 puntos negros        (+2)


  • 5 zonas amarillas         (+2)
  • 7 zonas rojas
  • 4 zonas negras

Sugerencia para la Concejalía de Ecología Urbana y Movilidad: consultar este mapa y corregir algo de lo que aquí se denuncia. En un año y medio de Ayuntamiento del cambiazo algo se podía haber hecho...


miércoles, 29 de junio de 2016

PREPARA TUS MEJORES CANDADOS, VUELVE EL BUEN TIEMPO, VUELVEN LOS ROBOS DE BICICLETAS

El buen tiempo ya está aquí y con él son muchos los que eligen su bicicleta para moverse por la ciudad por las ventajas que esta ofrece. Vuelven los juevintxos donde todo elemento urbano que pueda servir para candar una bici va a contar con varias amarradas al mismo. Vuelven las familias a funcionar con los críos en bicis pequeñas, disfrutando del placer de moverse en bicicleta por parques y jardines. Vuelven a dejar esas bicis candadas de cualquier manera mientras se echa un pote o se hace una compra. Pero esta época, que durará hasta octubre o más si el buen tiempo se alarga, también es temporada alta para los robos de bicicletas. El año pasado fue especialmente prolífico para los amigos de lo ajeno, que ramplaron con muchas y buenas bicicletas durante el verano.


Preocupa ver cómo la gente no se toma en serio la seguridad de su propia bicicleta. Seguimos viendo que la mayoría de las bicicletas candadas por la ciudad cuentan con seguridades muy bajas, de esas que con una cizalla de los chinos se rompen fácil y rápidamente. Sigo insistiendo en la necesidad de duplicar la seguridad en el candado de la bici con candados de seguridad, pues la experiencia me dice que es la clave para que los ladrones no se puedan llevar tu bici. Recientemente se ha detenido a una persona por intentar robar una bici, bici que no se consiguió llevar porque el dueño la había candado con dos buenos candados de seguridad. Y eso que el malnacido llevaba una cizalla de las que usa la propia policía para romper algún candado de bicis cuando estas molestan por estar candadas en un sitio inadecuado. Me viene también a la memoria otro caso de una bici candada con un candado plegable no muy bueno y un holandés, que gracias a este último los malos desistieron de robarla, pues no se la pudieron llevar pedaleando al bloquear el candado holandés la rueda trasera. Al final, esa bici acabó tirada en una cuneta y el dueño la recuperó. Ahora, su dueño ha triplicado la seguridad y la canda con 2 candados buenos y el holandés.

Se busca ladrón poco experimentado para robo fácil de bicicleta a la carta, tienes para elegir...

Sobre el tema de seguridad en el aparcamiento ya se ha reflexionado bastante en este blog y poco más se puede decir. Insistir en comprar al menos un candado de seguridad (sí, te va a costar dinero, pero más cuesta comprarse otra bici) y si se puede, duplicar la seguridad. Insistir también en que los candados de sirgas, tipo cable de teléfono son una auténtica mierda, se cortan con la mirada. Queda perfectamente resumido en este cuadro.



Os dejo enlaces de SabesDondeCiclas.com a las entradas anteriores sobre seguridad para que refresquéis conceptos.

http://sabesdondeciclas.blogspot.com.es/2015/08/no-seas-tontociclo.html

http://sabesdondeciclas.blogspot.com.es/2014/05/una-de-seguridad.html

Otro de los aspectos en cuanto al robo de bicicletas que me preocupa es la pasividad del Ayuntamiento. Ya pasaba en la anterior legislatura y vuelve a pasar en esta. Ya sabréis que se editó un folleto de seguridad al final de la legislatura anterior, promovida por el Observatorio de la Bicicleta, copiando lo que ya se ha hecho en otras ciudades más avanzadas en esta materia. Pero ese folleto sigue languideciendo en alguna caja escondida en algún almacén municipal. No se le ha dado la publicidad mediática que merece el tema, y mucho menos la importancia. No parece preocupar en exceso el robo de bicicletas en la ciudad, pero no se dan cuenta de que es uno de los temas que echa para atrás a mucha gente para moverse de manera más sostenible. Si no damos seguridad para usar la bicicleta lo que se está haciendo es desincentivar el uso de la bicicleta en la ciudad. Es por todo esto que el Ayuntamiento debería sin más dilación sacar una campaña de concienciación en seguridad en el aparcamiento de bicicletas, con alguna charla divulgativa, con miles de folletos de esos que andan por ahí, con prensa y televisión. Y debería ir un poco más allá, resumiendo el folleto de seguridad en unos carteles a colocar en los lugares de aparcamiento de bicicletas más concurridos, a semejanza de lo que han hecho en ciudades que nos llevan años de ventaja, como Zaragoza. Que esa campaña contemple repartir esos folletos en la calle, en zonas de aparcamiento de bicicletas y por la propia Policía Municipal, incluso demostrando con una cizalla lo fácil que se parte un candado tipo cable teléfono. Y puestos a pedir, que esa campaña sea cíclica, una para antes del verano, otra para después, realizándola cada año al menos de esta legislatura.


Este folleto sigue cogiendo polvo en la legislatura del cambio.

Aunque de momento, no parece que este tema importe mucho a la Concejalía de Movilidad ni a la de Seguridad Ciudadana, más enfrascadas en proyectos más mediáticos y megalómanos, pendientes de materializar. Me gustaría ver la reacción municipal si los robos fueran de o en coches, seguro que sería muy diferente. Seguiremos esperando y haciendo lo posible por pillar a los que roban bicis y enseñando a los que se las roban para que no les vuelva a pasar. Pero tendrá que ser boca a boca, de persona a persona, lo que ralentizará el trabajo notablemente y seguirá dejando en bandeja muchas bicicletas para los robabicis.