Mapa de Puntos Peligrosos de las Vías Ciclistas de Pamplona

martes, 15 de agosto de 2017

UN MES PARA EL CAOS APOCALIPTICO

No suelo escribir entradas en los meses veraniegos debido a que en Pamplona a partir de julio la actividad municipal se detiene por completo hasta bien entrado septiembre, pues todo el mundo está de vacaciones. Algunos parecen estar de vacaciones también el resto del año, pero esa es otra cuestión...

El caso es que los que os habéis quedado por Pamplona en verano habréis notado que algo se está cociendo en el I Ensanche pamplonés. Las vallas amarillas metálicas, conos y máquinas excavadoras denotan algún tipo de intervención en el tráfico de la ciudad.

Obras en la zona de la rotonda del hotel 3 Reyes
Lo que parece un carril bici de doble sentido (donde está la excavadora) en la zona de la iglesia de San Lorenzo

Para la mentalidad del pamplonés de bien, esta intervención en la almendra central de la ciudad va a traer el caos absoluto en el tráfico. Se vaticinan atascos interminables, bocinazos y malas leches por doquier. Es el ADN cochista de la ciudad el que hace acto de presencia. Ya se ha demostrado en más de una ocasión que esto no será así ni de cerca, pero algunos se ponen apocalípticos de todos modos.
Sin ir más lejos, y con la excusa de la amenaza yihadista, se cortó media ciudad al tráfico motorizado en San Fermín y no pasó absolutamente nada. Ya reflexioné sobre esta cuestión hace no mucho:

Barreras de hormigón antes de ser colocadas impidiendo físicamente el paso de vehículos a las zonas de fiesta en San Fermín

http://sabesdondeciclas.blogspot.com.es/2017/04/yes-we-can.html

Sobre el caso que nos atañe, la reorganización del tráfico, o mejor dicho, de la movilidad de la zona del I Ensanche y el Casco Viejo, poco sabemos con certeza. Se llegó a explicar en su momento lo que tenían intención de hacer, pero finalmente de lo que se nos contó a lo que parece que van a acabar haciendo van a haber notables diferencias. Permaneceremos a la expectativa para ver qué se pare y hasta dónde meten la pata, para variar. Es la primera intervención de peso en la movilidad de la ciudad en bastantes años y puede que sea la última y única de la legislatura.

Esto es lo que los cochistas más agoreros intuyen que sucederá tras las obras: el apocalipsis zombie

A pesar de esto, resulta muy decepcionante ver que las maneras de hacer en estas cuestiones de los nuevos en el Ayuntamiento son iguales que las de los de antes. Poca información, imprecisa y nunca por adelantado. No se ha consultado prácticamente nada de lo que se va a hacer, ni se ha presentado el proyecto final para ser analizado con detenimiento, para así poder detectar problemas y fallos, de manera que pudieran ser corregidos antes de acometer las obras. Una vez más, y vaticino que no será la última, va a tocar analizar a posteriori lo que se ha hecho, para localizar los fallos y pelear para que los corrijan a tiempo. Algo que podría haberse hecho antes, a coste cero, nos costará tiempo y dinero público, para variar. Ya pasó con el carril bici de la avenida Gipuzkoa, con todos los parques inaugurados en la pasada legislatura o con las nuevas urbanizaciones de la zona próxima al estadio de Osasuna, por poner ejemplos recientes. Tropezamos de nuevo en la misma piedra, desgastada la pobre de tanto torpe.

La información que me va llegando sobre qué se va a hacer en concreto en el I Ensanche, a falta de confirmación visual a obra terminada, parece pecar de conservadora, algo cobarde e insuficiente, pero para afirmarlo rotundamente esperaremos a que finalicen las obras. Será la próxima entrada del blog, el análisis de una actuación que debiera haberse hecho en el siglo XX, pero se empieza a afrontar bien entrado el XXI. Seguimos a la cola.

El final de las obras y la puesta en marcha de la nueva organización de esta parte de la ciudad está prevista para mediados de septiembre, si antes los zombies no han destruido la ciudad...

domingo, 25 de junio de 2017

NO ES POR TOCAR LAS NARICES...

Una vez más, y sospecho que no será la última, escribo una entrada motivado por un accidente de un ciclista urbano en Pamplona. En esta ocasión la víctima ha sido atropellada en un paso ciclista entre dos aceras bici de diseño decente para lo que tenemos en esta ciudad, paso ciclista con visibilidad nula para los coches. Herido con prónostico reservado, no suena agradable precisamente. El lugar en cuestión una de las calles que más víctimas mortales (tanto peatones como ciclistas) acumula en los últimos años: Avenida de Gipuzkoa en la zona de Buztintxuri.

Pero lo que realmente me fuerza a escribir estas líneas, indignado, es que ese paso estaba incluido en el Mapa de Puntos Peligrosos de las Vías Ciclistas de Pamplona desde la última actualización del mismo, allá por agosto de 2016, como punto negro.

http://pamplonaactual.com/ciclista-herido-tras-arrollado-coche-la-salida-aparcamiento-buztintxuri/

Cuando un cristal delantero se rompe así, el golpe al atropellado es considerable

El Mapa de Puntos Peligrosos fue en su momento (abril de 2014) el comienzo de este blog, Mapa que tuvo su difusión en prensa, con entrevista incluida. A partir de ese momento cayó en un olvido, no se sabe si intencionado o no, del que sigue durmiendo el sueño de los justos. Nadie lo toma en serio y nadie trabaja para eliminar todos los puntos con peligro que existen en nuestra ciudad, muchos de ellos con informes policiales alertando de su peligrosidad incluidos. Ni los de antes, ni los de ahora. Es lo que hay.

Pero me consta que los que tienen que conocer de su existencia lo saben y lo conocen. Han leído cada una de las actualizaciones que se han ido publicando en SabesDondeCiclas.com y han pasado de ellas. Saben que tienen pecado. Saben que esos puntos son peligrosos y que la probabilidad de que haya un accidente grave o mortal es alta. Saben que miles de ciclistas pasan a diario por esos puntos peligrosos y cruzan los dedos para que no pase nada. 

En el caso que nos atañe, Avenida Gipuzkoa, unas imágenes valen más que mil palabras, así que veamos la situación de este punto negro más de cerca:

Vista general del paso ciclista, el del fondo. A la izquierda iríamos a Berriozar

Esta es la visibilidad que tiene cualquier vehículo que quiere acceder a la avenida Gipuzkoa. En el caso de nuestro accidente el ciclista venía, cómo no, de la derecha

Diseñar un paso ciclista así de peligroso es para inhabilitar para su trabajo al técnico que dio el visto bueno a esta chapuza. Para inhabilitar al político que está por encima del técnico y también dio el visto bueno. Y para inhabilitar al político que está por encima del político y también dio el visto bueno.

No tardarán en poner en el lugar un cojín berlinés y un espejo o algo parecido, para intentar cerrar las bocas de los que protestamos ante tantos despropósitos y lavar conciencias. Tarde y mal, y lo saben.

Algunos critican que los que entendemos un poco de la materia en cuestión, la tan de moda movilidad sostenible en bicicleta, estemos constantemente criticando la no acción de este gobierno municipal "del cambio". También lo hacíamos con el anterior, y con el anterior al anterior. Pero no hacemos esto por deporte o por tocar las narices, porque nos caiga mal el concejal, el técnico o el alcalde de turno. Por algo nos llaman ellos mismos especialistas o expertos, porque tenemos un ojo crítico y analítico que otros no tienen, sumado a unos conocimientos y una formación que nos hacen prever las consecuencias que las diferentes actuaciones urbanísticas y de regulación del tráfico tienen sobre los ciclistas y su seguridad vial. Y, desgraciadamente, el tiempo nos suele acabar dando la razón casi siempre, esta entrada es un buen ejemplo de ello. Porque la vida de mucha gente está en juego.


Esta es la prioridad, acabar con estos puntos que nos ponen a todos en peligro


Sólo espero que se tomen más en serio este tema de los puntos peligrosos, porque si no, tarde o temprano, tendremos que colocar una bici blanca en algún lugar de Pamplona. Y ya volverá a ser tan tarde que de nada servirá un cojín berlinés, repintado o semaforización.