Mapa de Puntos Peligrosos de las Vías Ciclistas de Pamplona

viernes, 9 de marzo de 2018

YA NO ES EL MOMENTO DE LA BICI PUBLICA EN PAMPLONA

El sistema NBCI de alquiler de bicicletas públicas en Pamplona está en su fase final de agonía hacia su desaparición. El mal funcionamiento de los últimos tiempos, unido al mal planteamiento inicial con estaciones mal ubicadas y escasas en número, ha hecho de este servicio una carga económica importante para el Ayuntamiento, y ha sido ignorado por el ciclista urbano pamplonés. Y es que las cifras oficiales hablan de 30 usos diarios de bicicletas públicas en la ciudad, muy por debajo del 1% de las bicicletas que se cuentan circulando cualquier día por Pamplona.

Estación de bicis municipales de la calle Arrieta, junto a la plaza de Toros.
Este servicio municipal, implantado con la intención de fomentar el uso de la bicicleta como medio de transporte en nuestra ciudad, nació avocado al fracaso. La empresa que lo ha gestionado hasta ahora es la misma que gestiona la publicidad de las marquesinas de las villavesas y de los termómetros urbanos, y ese era el objetivo por el que se presentó al concurso. El que tuviera que gestionar las bicicletas de alquiler era una condición que puso el ayuntamiento de ese momento como contraprestación por lucrarse con la publicidad. O sea, una empresa sin experiencia en bicicletas gestionando un servicio público de alquiler de bicicletas. Pura lógica.

Otra cuestión que ha causado la debacle de este servicio de alquiler de bicicletas es la ubicación de las estaciones de alquiler. Sólo hay 5 para toda la ciudad, 1 en cada universidad, zona de plaza de toros, Paseo Anelier y Vuelta del Castillo. No se sabe quién decidió esas 5 ubicaciones, pero no anduvo muy fino (excepto en las universidades).

En amarillo la localización de las estaciones actuales de alquiler

Tampoco ha habido en todo este tiempo la posibilidad de alquilar una bicicleta de estas por horas o minutos, orientado al turismo, para pasear por la ciudad, como sí se puede hacer con las de Madrid o Barcelona. El proceso para darse de alta en el servicio ha sido engorroso, mal gestionado desde el Area de Miedo Ambiente y con muchos problemas técnicos. Problemas técnicos que también han afectado al propio sistema de liberación de las bicicletas en las estaciones de alquiler, para desesperación de los pocos que usaban el servicio.

¿Y cuánto nos ha costado el NBICI en estos años? Porque además de todos estos inconvenientes, muchos de ellos generados por decisiones erróneas e incompetencia de aquellos que las tomaron, el servicio no resulta nada barato para la ciudad. Las últimas cifras que nos proporcionaron, en la legislatura anterior, hablaban de unos 180000€ al año. Un pastón para un uso pírrico de algo que está claro que no ha triunfado. A pesar de que era TOTALMENTE GRATUITO para el usuario.

¿Cuántas de éstas ves con una persona encima por Pamplona? ¿Pocas?

Las personas que se mueven en bici en Pamplona, ante la inoperatividad de este servicio de alquiler público de bicicleta, diseñado más de cara a la galería que como un verdadero servicio, han optado mayoritariamente por ser dueños de su propia bicicleta. Lógicamente.

Por todo esto, ¿es necesario seguir pensando en relanzar este "servicio"? Para este Ayuntamiento parece que sí. Pero en esta ocasión multiplicando casi por 10 el coste y contratando 10 años de servicio. A millón de euros por año, 10M€. 


¿Es la posibilidad de alquilar una bicicleta en Pamplona la principal preocupación del ciclista urbano pamplonica? ¿Existe un clamor al respecto, con miles de peticiones? ¿Esos 10M€ a 10 años se podrían invertir en un algo ciclista más prioritario?

¿Dónde está la Nbici?

No andaré muy equivocado cuando afirmo que si preguntas a cualquiera que se mueva en bici por Pamplona como transporte urbano cuál es la principal necesidad de la ciudad en lo relativo a movilidad ciclista, la respuesta sea en un 99% de los casos "la ausencia de carril bici". Y es que la planificación urbanística de esta ciudad ha echado a un lado a los ciclistas (y también a los peatones) en beneficio del coche. La carencia de infraestructuras ciclistas en Pamplona es real, es un problema que ha derivado en un ciclismo urbano de acera de la mayoría de pamplociclos, con los problemas asociados a la convivencia ciclista-peatón que conlleva.

No sorprende que  Pamplona obtuviera la nota más baja en carriles bici en la encuesta que hizo la OCU sobre condiciones para ir en bicicleta por la ciudad allá por julio de 2014.
http://www.diariodenavarra.es/noticias/navarra/pamplona_comarca/pamplona/2014/07/03/pamplona_entre_las_ciudades_peor_valoradas_para_bicicleta_166102_1702.html

Este viejo problema de la vieja Iruña, conocido por los actuales gestores del Ayuntamiento, como también por los que estaban antes, no parece ser de suficiente entidad como para ser abordado de una vez. En su lugar, se vuelve a tropezar en la piedra del alquiler municipal 2.0, ese lleno de aplicaciones, smartphones y bicicletas eléctricas. Servicio que además de costar alrededor del millón de € por año, será de pago para el usuario.

No, ya no es el momento de la bicicleta pública en Pamplona, pues el ciudadano ciclista ya se ha hecho con su propia bicicleta en una inmensa mayoría. Sí es el momento de planificar y materializar otro modelo de cuidad y encajar la movilidad ciclista en ella, carriles bici incluidos, a costa del vehículo privado sin duda. Pero claro, este concepto compartido por todos los políticos con la boca pequeña es de polémica implantación a pie de pedal, en la calle. Resta votos, hace caer ayuntamientos y, en definitiva, da mucho miedo. No ha habido en esta ciudad narices para tomar las decisiones que tarde o temprano habrán de tomarse (hasta puede que nos obligue la propia UE). 

En su lugar es mucho más fácil, ya que ahora sí que hay dinero para gastar en según qué cosas, mucho menos polémico y  políticamente traumatizante, fundirse el dinero del contribuyente en otro sistema de alquiler de bicicletas. Da para noticia en prensa, TV e internet. Parece que haces algo con la movilidad en bicicleta y, lo que es más importante, no afectas al tráfico motorizado con lo que los votos están a salvo. 

A millón por año, en el edificio que es  la movilidad ciclista por Pamplona, terminan de construir el cuarto de juegos de los niños sin tener aún construido el tejado de la casa. Pero en algo tienen que perpetuarse, viendo que son incapaces de materializar algo de utilidad para movernos en bici por la ciudad. Y no, los aparcabicis ya no cuentan, que están muy trillados como comodín. 

No nos conformamos con las viejas ideas aunque sean vestidas de tecnología y a prueba de lluvia. Queremos más. Queremos lo que nos prometisteis.


sábado, 16 de diciembre de 2017

CUESTION DE PRIORIDADES

Uno de los estandartes del gobierno municipal de Pamplona en esta legislatura ha sido la movilidad. Se han cansado de anunciar en todo medio de comunicación que se ha puesto a tiro múltiples medidas encaminadas en hacer de esta ciudad una ciudad más sostenible. Y dentro de estas medidas de movilidad sostenible se encuentra la utilización de la bicicleta como herramienta de trabajo por parte de la Policía Municipal.

Pero no hay que confundirse. A fecha de hoy la PMP no patrulla con bicicletas. Eso a pesar de que para el hasta hace poco concejal de Seguridad Ciudadana, Aritz Romeo, era algo "prioritario". Prioritario anunciarlo en mil medios de prensa y TV, pero poco prioritario llevarlo a término, ¿verdad Aritz?

Ya os conté en una entrada anterior, una de las 10 entradas más leídas del blog, por cierto, cómo se fraguó y fracasó el primer y único intento de crear la unidad de polibicis esta legislatura:


Para los incrédulos, ahí va algún recorte de la prensa de hace algún tiempo


Ya se daba por hecho en febrero de 2016, pura propaganda
Como ha quedado patente, estos anuncios, esta publicidad, sólo buscaba un objetivo: el postureo. Que parece que hacemos algo sin hacerlo. Propaganda. O engaño, bien visto.
En este primer y único intento de hacer algo en bicicleta en la PMP y como bien lo ha dejado plasmado para la posteridad el gran Oroz, sólo se presentó voluntario un policía. Uno de más de 200 posibles candidatos.

Sobran las palabras
Al no contemplarse una compensación por implantar un servicio novedoso, no deseado especialmente dentro del cuerpo, para marcarse un tanto político y mediático, la iniciativa fracasó estrepitosamente. La excusa: "no hay dinero". Ya se explicó en la entrada al respecto que costaba 1000€/mes por cada 10 policías en bici. Una cantidad sólo asumible por los jeques de Qatar y Donald Trump. Puro lujo.
Hay que recordar el planteamiento del concejal para la patrulla ciclista: "prioritaria", pero que todo el que se apuntara fuera voluntario y que no les costara un duro. Mal planteamiento, final penoso.

No hay dinero, la excusa que se demuestra falsa al poco tiempo

El comodín milagroso al que se agarra el que tiene poder de tomar decisiones, también en la administración. Si fuera cierto ni siquiera estaría escribiendo estas líneas, ni la entrada anterior al respecto. Pero mienten. Lo que no hay es ganas de tener patrulla ciclista. No la tienen los altos mandos policiales, y menos los políticos. Por mucho que lo anuncien en los medios hasta el hartazgo. Mienten todos y vamos a ver por qué.

Desde el cambio de gobierno municipal en Pamplona en la comisaría de Policía Municipal no se ha parado de gastar dinero en bastantes cuestiones, necesarias muchas de ellas. Otras son bastante discutibles. Veamos unos números y unas imágenes:

Nuevo sistema de comunicaciones - 158000€

 Nuevos vehículos - >100000€

A 2500€ la moto, 55000€ la Mercedes Sprinter y los 6 Ford Transit de renting seguro que se pasan de los 100000€. En la foto faltan los vehículos de paisano de nueva adquisición en esta legislatura.

Nuevas oficinas de denuncias - 124000€

Vista de una de las salas de recogida de denuncias recién remodeladas
Chalecos antibala - 140000€
Pendientes de adjudicar, pero en proceso de recopilar la información de las tallas de los policías que los van a usar.



Bolsa de disponiblidad - 180000€/año
Asunto engorroso este, que no ha trascendido a la opinión pública, pero que le cuesta al Ayuntamiento 180000€ al año. Consiste en un pacto entre algunos sindicatos y el propio Ayuntamiento para la realización de horas extraordinarias en el colectivo de PMP para cubrir alcoholemias y eventos que necesitan mucho personal (manifestaciones, pruebas deportivas, cabalgatas, etc)


De esta manera se aumentan los días de trabajo de los policías y así no hay que contratar más personal público. Cada policía apuntado a esa bolsa cobra unos 120€ más al mes.
De dudosa legalidad, pues la Cámara de Comptos ya ha alertado en múltiples ocasiones del exceso de horas extras que se realizan en PMP, se encuentra de camino a los tribunales por parte de la otra parte sindical del Ayuntamiento. Probablemente acabe siendo declarada ilegal, pero hasta entonces está costando un dinero considerable.
Resumiendo, se paga más a algunos por hacer las funciones normales de la Policía Municipal, por encima de su horario legal.

En total
Si sumamos, y sin contar con la bolsa de disponibilidad, en esta legislatura se llevan gastados ya unos 520000€, o en las antiguas pesetas, la calderilla de 86.652.000ptas.

Retomando la cuestión de por qué no hay polibicis en PMP, esta radica en 1000€ al mes, 12000€ al año para 10 policías en bici. Coste bruto, sin descontar los beneficios y ahorros por no consumo de combustible, no pago de seguros, mantenimiento, accidentes y averías mucho más baratos, mejor salud del trabajador que redunda en menos bajas... Económicamente no se sostiene la excusa del "no hay dinero", como queda patente.

Cuestión de prioridades
Como un disco rallado o el "día de la Marmota" de Atrapado en el Tiempo, la nueva concejala de Seguridad Ciudadana, Itziar Gómez no ha perdido el tiempo para volver a anunciar la patrulla ciclista en la entrevista que le han publicado en prensa recientemente. Es la enésima. Y una vez más, se considera la patrulla ciclista como "prioritaria". Me hace gracia, da la sensación de que todo se repite una vez más y que el resultado parece también anunciado. La experiencia es lo que tiene. Ojalá me equivoque.



Itziar Gómez en la puerta del Ayuntamiento en la campaña "Bike to Work". Ahora es el tiempo de demostrar que no es puro postureo
Si la concejala quiere evitar volver a quedar en ridículo (nuevo chiste de Oroz incluido), perjudicar la imagen de la Policía Municipal y engañar al ciudadano tiene que tener claro un concepto: los polibicis le van a costar algo. Ya han pagado por otras cosas cantidades muy superiores, creo que la bicicleta bien merece ese esfuerzo por parte del Ayuntamiento, máxime con la problemática que hay en la ciudad con respecto a las bicicletas y la capacidad de paliarla con las herramientas adecuadas por parte de la PMP.

De momento ya tengo fecha para una reunión con la concejala para hablar de la patrulla ciclista: 19 de diciembre. En ella le trasladaré detalladamente qué partes de la ciudad se pueden cubrir en bicicleta, qué tipo de bicicleta y cuántos policías se necesitan. Veremos si a la tercera y al tercer concejal de seguridad ciudadana al que le cuento la película vemos resultados más allá de las hojas del periódico de turno. Porque es prioritario, supuestamente.

Reunión con Gabriel Viedma, anterior legislatura

El tiempo vuelve a correr en su contra, pues perfilar los detalles de funcionamiento de la patrulla ciclista, seleccionar al personal, comprar las bicis y la ropa adecuada lleva un tiempo, bastante cuando se trata de la administración, y todos sabemos que "esta primavera" está ya a la vuelta de la esquina.

¿A la tercera va la vencida? Es el tercer concejal de seguridad ciudadana con el que lo intento...
Hay que empezar a trabajar desde ayer ya. Llegó el momento de demostrar cómo de prioritario es este tema para este Ayuntamiento. Salvo que sea un nuevo episodio de postureo...